24.6.16

Barrachina (PP): "El PSOE está donde está por su perfecta inutilidad"


El cabeza de lista del PP or Castellón alerta de que con Podemos España se "colapasará". "Irás al cajero y no habrá dinero. Esto puede ocurrir en apenas dos años"


VALENCIA. La trayectoria política del economista Miguel Barrachina (Segorbe, 1969), cabeza de lista del PP al Congreso por Castellón y secretario general del partido, es dilatada. Con 22 años ya era concejal en su municipio, tarea que compatibilizó con un escaño en Les Corts Valencianes a partir de 1995, año en el que el PP se hizo con el timón de la Generalitat. 


 Ejerció como parlamentario autonómico siete años hasta que emigró a Madrid para ser director general de Trabajo con el recién nombrado ministro Eduardo Zaplana. En 2004, formó parte de las listas al Congreso, conservando el acta de diputado nacional hasta 2011, un periodo en el que, además de ser portavoz de 

Trabajo y Asuntos Sociales, cultivó buenas relaciones con referentes como la ahora ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor.

 En la pasada legislatura, regresó a la política local de nuevo como concejal para convertirse en vicepresidente de la Diputación y uno de los experimentados apoyos del actual líder del PP de Castellón, Javier Moliner, que le designó además secretario general del partido.

 Ahora, este "agricultor, corredor y de pueblo" como él mismo se define, repite como cabeza de lista al Congreso por Castellón y lo hace convencido de que la ciudadanía debe impedir a toda costa que Podemos gobierne el país. "Si esto pasa, España colapsará", asegura.

 -¿Por qué cree que el PP no tiene la culpa de que se hayan repetido las elecciones? 

-En España y en la Comunitat Valenciana el PP fue el más votado. Lo lógico es que la presidencia fuera para el más respaldado, renunciando como es normal a determinadas partes del programa que se hubieran pactado en una gran coalición. Nuestro partido ganó en 39 provincias y el PSOE en seis. La segunda fuerza dijo: "O soy presidente o no hay presidente". Y en eso estamos.

 -En cualquier caso, ni siquiera se sentaron a hablar.

-Hasta 17 veces dijo Pedro Sánchez que no quería reunirse con el PP. Por otro lado, el tiempo de los españoles es sagrado y hemos tenido que presenciar un sainete en el Congreso porque sabíamos que los números no daban. Es un papel que no quisimos jugar.

 -¿Cómo quieren convencer al PSOE de que cedan a una gran coalición? 

-El PSOE debería pensar en clave de responsabilidad cívica y no en clave de salida personal de Pedro Sánchez. En la Comunitat, con las medidas del PP en el último año han nacido 5.000 nuevas empresas y 51.000 empleos que son la garantía del mantenimiento de nuestras pensiones. Y en este mismo tiempo, mientras se hacía teatro en el Congreso, allá donde ha gobernado el experimento de Podemos han bajado un 35% las pensiones y a los autónomos les han subido un 27% los impuestos. Si hoy los socialistas en Francia están aprobando la misma reforma laboral que en España ha permitido crear en tres años 1.511.000 empleos, es porque nuestras recetas funcionan. Otras recetas, como las de la alternativa al PP, causan la ruina y los cataclismos sociales. En la Comunitat hay un 1.800.000 personas que dependen de una prestación o de un salario público, récord histórico de solidaridad, y en total son algo más de 17 millones en España. Esa gente va a vivir pendiente del final de mes. La propuesta de Podemos de elevar 60.000 millones de euros el gasto público colapsará el país. Tú tendrás dinero pero irás al cajero y no te lo dará. Esto puede suceder en un plazo de un par de años.

 -Pinta usted una situación muy catastrófica.

-No es un capricho (coge un bolígrafo y dibuja una gráfica). En el 2009, teníamos un déficit, un agujero de 110.000 millones de euros. En 2011 se bajó y se llegó a 100.000 cuando se congelaron pensiones, se bajó el sueldo a los funcionarios un 5%, se bloqueó la dependencia... En diciembre de esa fecha Rajoy asume el gobierno con un agujero cinco veces superior a Grecia en términos relativos. Ahí se hace un esfuerzo gigante, en esta época tan dura, ha y eso ha llevado a que estemos en 50.000 millones de euros y acabaremos 2016 posiblemente en 30.000 millones de agujero, todo ello aumentando el gasto social. En definitiva, se ha hecho un gran trecho del camino. Ahora bien, Podemos quiere incrementar el gasto público con 60.000 millones y eso es devolvernos a la época del PSOE. Precisamente todo lo hecho por Rajoy se logra manteniendo un control del gasto corriente y, por ejemplo, Puig aquí está haciendo lo contrario. En definitiva, si Podemos pone en marcha sus promesas, España se para. 

-Podemos, aquí A la Valenciana, critica ese tipo de argumento del miedo que, a su juicio, está insuflando al PP, algo que ellos responden con acusaciones sobre corrupción. El PSOE, mientras, critica a ambos por, no ya la polarización de la campaña, sino por lo que considera una pinza en toda regla. No puede negar que no les ha venido bien ese posible crecimiento de Podemos por encima de los socialistas. 


-El PSOE está donde está por su perfecta inutilidad. Yo vengo de una comarca castellanohablante a la cual se nos va a implantar la inmersión lingüística catalana de Marzà. Y mientras nos han cerrado el servicio de mamografía en el que 4.000 mujeres iban a revisarse la previsión de cáncer por lo que nos toca ir del Alto Palancia a Sagunto. Para eso no teníamos dinero pero sí había para traer a su cantante favorito, Raimon.  


 -La situación puede ser muy complicada y, de hecho, existen dudas de si no hay resultados claros, se puedan volver a repetir las elecciones. ¿Usted percibe por las personas que conoce del PSOE en Madrid que pueden avenirse a un pacto con el PP? 


-Veo que el PSOE está en una situación muy comprometida. Tiene que elegir si vota con el corazón y arruina al país, porque ideológicamente está más próximo a Podemos, o votar con la cabeza y elegir que España siga creciendo más que Alemania. 


 -Cuando algún partido como Ciudadanos habla de una condición como la de pactar con el PP pero sin Mariano Rajoy como presidente, ¿lo ve factible?

-Rajoy es el que ha permitido que más de 100.000 valencianos este mismo año no hayan hecho la declaración de la renta por la bajada de impuestos. En cuanto a la pregunta, pretender que los derrotados puedan elegir el candidato del partido que gana las elecciones me parece una osadía y poco democrático. 

 -¿Cómo ve el papel de C's tanto en España como en la Comunitat Valenciana? ¿Lo considera un posible aliado?

-En el Parlamento he visto que han funcionado como una auténtica coalición con el PSOE. El pacto entre ambos era un programa socialdemócrata que pondría en riesgo que el millón de valencianos pensionistas pudiera mantener su prestación. Lo veo totalmente entregado al PSOE.

 -¿Lo ve de la misma manera en Comunitat Valenciana? 

-Es un partido desconcertante. En Castellón hicieron unas primarias y desde Barcelona obligaron cambiar del número dos al cinco de la lista. De hecho, un parte de C's ha acudido a los tribunales por ello. Lo cierto es que en Castellón no sabríamos a quién dirigirnos para hablar con Ciudadanos. Votar a este partido es, y así lo apuntan las encuestas, regalarle el quinto escaño de nuestra provincia a A la Valenciana porque nos quita votos al centro y ellos no van a conseguir ningún escaño. 

 -¿Les preocupa dejar de ser la fuerza más votada en Castellón?

-C's en Castellón está en caída libre. Cabe recordar que proponen la eliminación de los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes. Eso son todos menos 19 y eso les castiga en las áreas rurales. En algunas de las últimas encuestas apuntan a que perderían el escaño y nosotros mantendríamos dos, mientras que A la Valenciana sacaría dos y el PSOE uno. 

 -¿No cree que los diputados valencianos deberían hacer un mayor trabajo para sacar de Madrid ese pensamiento radial que tienen y que entiendan mejor las necesidades valencianas?

-Cuanto más gasto periférico ha habido peor uso han hecho muchos gobiernos de su autonomía. La Comunitat este año ha recibido 1.650 millones de euros más, lo que evidencia que Ximo Puig es un llorón y sin embargo las inversiones privadas extranjeras, por los crecientes inconvenientes e intromisiones, aquí se han quedado en un 1,5%. Nos situamos a cola junto a Cataluña, los dos con políticas nacionalistas.

 -El capítulo de las infraestructuras es clave en Castellón. ¿Cuál es el estado de la cuestión y qué objetivos se plantea como diputado? 


-Esta legislatura, pese a la situación, podemos sentirnos moderadamente satisfechos. El Gobierno ha puesto 251 millones de euros para el AVE y estará a final de este verano, aunque es cierto que lleva ocho meses de retraso, pero es que con Rodríguez Zapatero lo que hemos tenido es el Castor, que cabe recordar que costó el doble que la UJI que construyó el PP. Por otro lado, hemos abierto el Aeropuerto de Castellón que traerá 240.000 turistas el año próximo y 120.000 este ejercicio pese a críticas como la del ministro socialista Miguel Sebastián, que llegó a decir que era de "charanga y pandereta". Además, hemos hecho una variante de 83 millones de euros en la zona Peñíscola-Vinarós-Benicarló y en el último Consejo de Ministros se licitaron 64 millones de euros para una autovía que nos comunique con el norte de España. Son cuatro grandes obras en una legislatura difícil y mucho más que en los ocho años de Zapatero. Para la próxima legislatura el objetivo es impulsar los Cercanías y también varias carreteras estratégicas, además de contribuir a que no se tuerza la creación de empleo porque Castellón todavía tiene 49.000 parados, 31.000 menos eso sí que hace tres años pero son datos que evidencian que hay mucha gente que sigue pasándolo mal.


 -¿No cree que a raíz del crecimiento de Compromís puede producirse un cambio en la sociedad valenciana hacia una tendencia de carácter más nacionalista si Madrid no cumple con las necesidades de la Comunitat?

-Podemos y Compromís están en eso. De hecho, son nacionalistas catalanes solo que ahora no lo pueden decir. Aquí se está viviendo lo mismo que en Cataluña hace 30 años. Primero una falsificación de la historia y luego un adoctrinamiento constante. De hecho, Mónica Oltra dijo públicamente después de un año de gobierno que estaban consiguiendo "cambiar el imaginario colectivo valenciano". 

Fuente: valenciaplaza.com




No hay comentarios :

Se ha producido un error en este gadget.