14.5.17

El Consell traslada a los menores del Centro de Segorbe por «maltrato» y «comida caducada»

El informe de inspección señala que alguno de los residentes recibió en enero duchas de agua fría para «calmarse»

A. T. Castelló 10.05.2017 | 23:40 La situación de las infraestructuras, el trato a los niños y niñas residentes y el servicio de comida a los mismos han sido los elementos que han motivado al Consell a trasladar a los 18 niños del Centro de la Resurrección de Segorbe, gestionado por las Hermanas Terciarias y dependiente de la entidad autonómica.

Tal y como se indica en el informe de inspección elaborado y al que ha podido tener acceso Levante de Castelló, hay varios elementos referentes a la infraestructura del centro que no se encuentran en las condiciones más óptimas para acoger a los menores.

Al respecto, el informe señala que «la zona de juegos del sótano se encuentra junto a las instalaciones de mayor riesgo del centro» como puede ser las calderas, leñera y depósito de gasoil. «Es una zona de tránsito entre las diferentes dependencias de servicio, cuya adecuación para la estancia de personas es, por lo menos cuestionable», indica el informe.

Un fuerte olor a humedad en la sala de estudio del sótano, o la falta de calefacción central en la sala de estudio de la lavandería son otros temas que cuestionan los técnicos en cuanto al estado de las infraestructuras del Centro de la Resurrección de Segorbe, así como el mal estado de los dormitorios del edificio anexo de las chicas.

Posible maltrato

 En el informe también se hace alusión a un posible episodio de maltrato tras la lectura del diario de chicos el año pasado y en el que se relata que, tras pasar una jornada de juegos, dos de los residentes vuelven a la cama, y uno de ello no quiere acostarse y «se pone cabezón hasta que se le da una ducha fría y se calma». Este suceso fue relatado el 16 de enero del 2016, en pleno invierno, y, justo una semana más tarde, el mismo menor «está muy cabezón al acostarse y desafiando. Después de un rato se le da una ducha de agua fría para relajarlo», tal y como se relata en la transcripción de dicho diario.

Por otro lado, la reubicación de los niños a otros centros de la provincia de Castelló ha tenido que realizarse después de que también se observara que el servicio de comidas no era el adecuado ya que, según relató un menor, «todos los días alguien del Centro a las 19 h. se dirige al establecimiento (...) a recoger cajas de comida que está caducada o a punto de hacerlo, y por ese motivo la fruta que les dan tiene un aspecto lamentable. Confirma que les han servido comida en cuyo envase se observaba que había caducado hacía cinco días».

Por su parte, la Conselleria aseguró que la decisión de reubicar a los menores a otros centros de la provincia «se basa en un informe de inspección y, en todo momento, ha tenido en cuenta que, ante todo, los niños son la prioridad y están totalmente atendidos. Se les va a intentar causar el menor trastorno y cambiar los hábitos lo menos posible, con lo que esto conlleva», aseguraron.

Destacar que el Centro de Acogida de Menores «Ntra. Sra. de la Resurrección» de Segorbe es un Centro destinado a la atención de menores temporalmente privados de ambiente familiar adecuado con necesidades de asistencia y de tutela fuera de la propia familia de origen.

Actualmente, los 18 menores que fueron trasladados estaban en régimen de internado.

Fuente: Levante de Castellón

No hay comentarios :

Se ha producido un error en este gadget.