28.1.17

El PP tiende la mano a PdeCAT para alejarlo de los radicales, pro Otegui

El PP, pese de la deriva separatista de PdeCAT, lo sigue considerando de los suyos. En el fondo sabe que la radicalidad convergente no es natural, es una cortina de humo para tapar la corrupción, tema que los une profundamente y les hace ser muy comprensivos. En ese asunto tanto monta, monta tanto Barcelona como Madrid. Además sienten nostalgia de la época “dorada” de Pujol y los pactos del Majestic.

La burguesía catalana ha sido siempre muy española y muy predispuesta a tener buen rollo con el poder de Madrid. Ese sentimiento arraigado no desaparece tan fácilmente, aunque desgraciadamente en la política moderna, sirve lo de Maquiavelo, todo vale con tal de conseguir el fin.
Y el fin es no es el bien común sino el poder.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha subrayado que su partido intentará negociar “con todos” en el Congreso para sacar adelante los presupuestos, y ha expresado su deseo de que a dicha negociación “pudiera incorporarse” el PdeCat, en lugar de seguir votando todos los días con Bildu y Podemos. Hay que ver que “buenos” son los chicos del PP, que no quieren que su histórico aliado catalán se junte con malas compañías, con esos tipos radicales que apoyan a Otegui.

 En una entrevista reciente, Hernando ha señalado que la antigua Convergencia se está convirtiendo en algo “inicuo” en el Parlamento, y así no ha sido “jamás”, por eso espera que entre en la negociación, y ha insistido en que sería “deseable” hablar con todos los partidos y “cuantos más” se prestasen a apoyar las cuentas “mejor”.

En cualquier caso ha recordado que el empate -de los votos de PP, Ciudadanos, PNV y CC frente al resto del arco parlamentario- no sería suficiente para sacar adelante las cuentas porque solo serviría para rechazar las enmiendas a la totalidad pero no sería suficiente para aprobar el dictamen.

Hace falta el voto convergente. Venga chicos, ánimo que el PP no os tiene tanta tirria en el fondo, ya os quitarán de la cabeza esas tonterías del viaje a Ítaca.

Catalanitat es Hispanitat

No hay comentarios :

Se ha producido un error en este gadget.