15.7.17

«Oltra menosprecia las 7.000 firmas» que defienden la gestión del centro de menores de Segorbe

La Asociación Fray Luis Amigó quiere manifestar su «asombro» ante el «menosprecio» y «la falta de respeto» con la que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha tratado a las más de 7.000 personas que con sus firmas solicitaban la vuelta de los menores al centro de acogida de menores de Segorbe Nuestra Señora de la Resurrección.

 «Cuesta creer que una representante de la llamada 'nueva política', fundamentada en las políticas asamblearias, responda con una actitud tan prepotente e hiriente a una demanda compartida por casi la totalidad de la población de Segorbe», aseguran en un comunicado emitido 24 horas después de que Oltra ironizara replicando que «esto no es un festival de rock» a la demanda social del retorno de los menores.

 Desde esta asociación «llevamos años trabajando por los menores más desfavorecidos y sabemos que nuestra voluntad, y la de los más de 7.000 firmantes, no van a imponerse a la hora de gestionar las políticas de infancia de la Generalitat». «Lo sabemos, insisten, y también sabemos que la voluntad de esos 7.000 ciudadanos, y de otros muchos, es la que decide quién ocupa los puestos de gobierno"

 «Espectáculo»

 En el comunicado advierten a Olta que «somos muchas las personas sensibles a la situación de los menores desfavorecidos, por eso hoy [ayer para el lector] queremos trasladar nuestra máxima preocupación ya que la desprotección de este colectivo es máxima mientras que Mónica Oltra sea la responsable última de su bienestar y seguridad pues nunca se les había utilizado como hasta ahora se ha hecho».

 «Los 18 menores de Segorbe fueron el espectáculo que animaba la presentación de su 'Nuevo Modelo de Atención en Centros y Hogares de Acogida'», arremeten desde la asociación que viene defendiendo desde el primer momento el trabajo realizado por las Hermanas Terciarias Capuchinas al frente del centro de Segorbe.

 «Eso sí pudo compararse a un concierto de rock, convirtiéndose en la animación requerida para asegurar la necesaria repercusión mediática». Desde la Asociación Fray Luis Amigó indican que «aunque ahora lo niegue, utilizó sus nombres propios para defender su política en las Cortes -como consta en el diario de sesiones- y, además, quiso utilizarlos como cortina de humo para ocultar su mala gestión en los centros públicos».

«Difamación»

 En su opinión, «el día a día en los centros de acogida es complicado pero jamás se habían utilizado a estos niños para hacer política».

 Por todo ello, afirman que «a pesar de su ironía, del descrédito y el desprecio con el que la vicepresidenta nos trata, el pueblo de Segorbe seguirá trabajando para que el centro de acogida La Resurrección vuelva a ser el hogar de esos niños. Para que la verdad se imponga a la difamación y la honradez a la manipulación».

Fuente: El Mundo de Castellón

No hay comentarios :

Se ha producido un error en este gadget.