4.3.17

El PSPV destaca que 165.000 viviendas en la provincia pueden optar a ayudas del Consell

El vicesecretario provincial de Políticas de Sector del PSPV-PSOE de Castellón, Josep Pascual Martí, ha destacado hoy que en la provincia de Castelló hay 164.300 viviendas principales construidas antes de 1996 susceptibles de optar a las ayudas que contempla el plan Renhata.

Estas subvenciones autonómicas, que complementan el plan estatal de la vivienda, están destinadas a la renovación de baños y cocinas, así como la mejora de la accesibilidad y de la eficiencia energética, y son una iniciativa del Gobierno valenciano que cuenta con un presupuesto próximo a los 4 millones para el 2017.

Martí ha manifestado que la renovación de baños y coninas forma parte de “una antigua reivindicación del sector del azulejo nunca atendida por los gobiernos del PP y que ahora, bajo el Gobierno del president Ximo Puig y la consellera Maria José Salvador se ha demostrado la sensibilidad y la voluntad de trabajar también para reactivar los sectores productivos”.

 Asimismo, ha destacado la relevancia de estas ayudas impulsadas desde el Consell porque "dinamizan y ayudan a recuperar la competitividad de unos sectores tan importantes para la economía de nuestro territorio, y especialmente de la provincia de Castellón, como son la cerámica, el azulejo y el mármol, que nos sitúan en la cabeza de la exportación y de la producción a escala internacional".

Además, el dirigente socialista ha añadido que la rehabilitación de viviendas incide positivamente en la mejora de la calidad de vida de personas y repercute en la creación de empleo ya que "por cada millón de euros se generan directamente 17 puestos de trabajo, pero también se producen otros indirectamente, los derivados de la producción de materiales de la construcción como son los revestimientos, tabiques, propios de los sectores de la cerámica, el azulejo, el mármol, etcétera".

 De este modo, Martí ha indicado que habrá ayudas de hasta 4.200 euros por obra en una operación se divide en dos partes. Por un lado, se atiende, a través de una partida de 3 millones de euros, a la reforma de baños y cocinas -en edificios anteriores al año 1996- y obras para garantizar la accesibilidad del inmueble a personas con diversidad funcional, con independencia de la antigüedad del edificio.

En este caso, las obras subvencionadas tendrán que tener un presupuesto mínimo de 2.000 euros y un máximo protegible de 12.000. El porcentaje de la ayuda será de un 35% con un máximo de 4.200 euros por obra.

Por otro lado, se destinan 750.000 euros para aquellas obras destinadas a mejorar la eficiencia energética de las viviendas, a través de la substitución de calderas domésticas por otras más eficientes enérgicamente, punto al que se destinarán 200.000 euros, así como con la instalación de nuevas ventanas con aislamiento térmico reforzado.

Comunicación Generalitat Valenciana

No hay comentarios :

Se ha producido un error en este gadget.