9.4.17

¿Dónde están los problemas?

La frase que da título a este artículo, fue pronunciada por el chileno Ramón Barros Luco (Santiago, 09-06-1835 – Ibídem, 20-09.1919). Fue un abogado y político, que llegó a ser Presidente de la República chilena entre 1910 y 1915.

No vamos a hacer un extenso repaso a su prolífica biografía, sino que, más bien, de ésta su frase, se puede deducir que ha hecho el Sr. Rajoy, el “leitmotiv” de su política tanto nacional, como internacional.

De sobra es bien conocida su propensión a ponerse de lado o incluso desaparecer, cuando surge un problema, cosa, y hay que reconocerlo, harto difícil, o cuando menos, físicamente quimérico. Pero él lo consigue.

A la vista de mi condición de jubilado y, atemorizado ante la deriva dramática que puede tomar el sostenimiento de las pensiones públicas, quisiera postularme como Asesor, para ayudar a nuestro valiente y abnegado Presidente en su labor titánica de hacer desaparecer los problemas.

De momento, quiero darle algunas pinceladas de los consejos que le recomendaría, tras un detallado y concienzudo análisis de los problemas a evitar, con el fin de que pueda llegar a cobrar su pensión, la cual, seguro, no estará “cogida con pinzas”.

Primero: Se ha demostrado, bien a las claras, que la Bandera de España, concita repulsa en varias partes de nuestro país. Solución: Se suprime la misma, de esta forma evitamos un problema Segundo: ¿Cómo es posible que por una pieza musical, tengamos que tener momentos de tensión? ¿Para qué queremos un himno que, además, no tiene ni letra? Solución: Fuera el Himno Nacional, y dejamos que cada cual cante aquello que le apetezca.

Tercero: En vista de que el idioma español ha demostrado ser un crisol de problemas y atenta contra la libertad de los innumerables pueblos que conforman la península ibérica, hay que tomar una decisión sensata. Solución; Se prohíbe la lengua española en todo el territorio estableciendo, como delito, el uso de la misma. Para colmo de libertad, que cada cual estudie el idioma que quiera, menos el español.

Cuarto: Varios siglos de historia en común y de la construcción de un país entre todos, ha creado posturas irreconciliables entre los españoles. Solución: Tomando como base las provincias, o incluso las comarcas, creemos tantos países como podamos (el número es lo de menos). Por ejemplo, en lo que actualmente es la provincia de Alicante, nos podrían salir cuatro países diferentes Alicante, Elche, Alcoy y Benidorm

Quinto: La asignatura de Historia ha servido para reavivar cosas del pasado y repetir errores. Solución: Se prohíbe la Historia, salvo lo relativo al período de la II República y los muertos (de un solo bando) de la Guerra Civil. El resto de nuestra historia, con la excepción de la Santa Inquisición, se suprime.

Sexto: Los hombres, los heteropatriarcas, los machistas, los varones, en vista de que se ha demostrado que son los responsables directos de que este mundo sea casi inhabitable, no pueden irse de rositas. Solución: O bien se establece como causa prioritaria de aborto, estar gestando un varón, o se establece la obligatoriedad de la castración química.

Séptimo: Siguiendo los dictados de la perspectiva de género y de lo políticamente correcto, es del todo inadmisible que, por ejemplo, equipos como el Real Madrid, estén exentos de la Ley de Igualdad. Solución: En las alineaciones de los equipos tendrá que haber el mismo número de mujeres que de hombres. En el caso del fútbol para llegar a la paridad, se aumentará el número de participantes por equipo de 11 a 12.

 Octavo: Las familias, se está demostrando que son los únicos estamentos que defienden lo contrario a la corrección política. Solución: Aquellos ciudadanos que quieran conservar las tradiciones familiares, tendrán un incremento del 80% en el IRPF, además de un 3% más por hijo.

 Noveno: El mantenimiento de fronteras en España, según dice el mismísimo Rajoy, es una solemne tontería. Solución: Suprimamos las fronteras, los pasaportes, la Guardia Civil, la Policía y el Ejército y demos rentas básicas, más vivienda, comida y educación a todos los que vengan.

Décimo: Se ha visto que la falta de regalar euros a manos llenas es un hecho que produce reacciones de desobediencia en múltiples estamentos y regiones de España, como por ejemplo ocurre en Cataluña. Solución: Establezcamos un nuevo sistema de reparto económico entre las distintas autonomías. Es decir, cuanto más despilfarro tengan y más se insulte, veje y se desprecie a España, más aportación económica.

Tengo muchas más ideas, Sr. Rajoy, pero hasta que no me contrate por la mitad de lo que ha contratado al Sr. Arriola, me guardaré el resto de consejos que le servirán para llegar plácidamente a su dorada jubilación.

Luís Andrés Cisneros

No hay comentarios :

Se ha producido un error en este gadget.