1.5.16

Barrachina advierte a la consellera de Sanidad que si cierra el almacén de sangre de Castellón pondrá en peligro muchas vidas

Diputado nacional PP / Miguel Barrachina Ros
Los propios trabajadores de la Conselleria alertan del riesgo de "poner en peligro la vida del paciente", así como sensibilidad ante "la gravedad de dicha situación"."La Generalitat está jugando no ya con la salud, sino con la vida de todos los castellonenses para consumar el desmantelamiento de la sanidad en la provincia"

 El secretario general del Partido Popular en la provincia de Castellón, Miguel Barrachina, ha exigido a la consellera de Sanidad, Carmen Montón que rectifique de inmediato su decisión de cerrar el almacen del Centro de Transfusiones de la provincia de Castellón a partir del 2 de mayo, como alertan los propios responsables de la Conselleria de Sanidad y representantes de los trabajadores sanitarios, "porque pondrá en peligro muchas vidas de castellonenses". 

 El dirigente popular ha criticado a la Generalitat por su "incapacidad para administrar los 1.800 millones de euros adicionales que han recibido este año del Gobierno España y por la progresiva escalada de Ximo Puig de decisiones encaminadas a desmantelar la sanidad en la provincia". Así, Barrachina ha incidido en que "una cosa es que hayan iniciado una guerra contra la provincia de Castellón para desmantelar sus servicios sanitarios y así centralizar y controlar todo desde Valencia, y otra muy diferente es que, para ello, la Generalitat ha llegado hasta el punto límite de jugar no ya con la salud, sino con la vida de todos los castellonenses".

 Miguel Barrachina ha lamentado que "en su empeño por condenar a los castellonenses a ser valencianos de segunda, primero rechazó la compra del acelerador lineal del Hospital Provincial y obligó a que lo cofinanciase la Diputación si queríamos que los castellonenses enfermos de cáncer pudiesen seguir recibiendo un tratamiento de calidad; luego ha negado a los trabajadores de Consorcio el presupuesto necesario para pagar sus sueldos y su paga extra; después intentó eliminar de Castellón el Centro de Información y Coordinación de Emergencias y llevárselo a Valencia, aunque la consellera Montón reculó ante la presión de toda la sociedad; y ahora cierran el almacén del Centro de Transfusiones de la provincia de Castellón para llevárselo a Valencia. Si Ximo Puig no obliga a su consellera a recular otra vez, será responsable de las muertes que provoque".

 La consellera Montón actúa con alevosía y nocturnidad  

 No es la primera vez que la consellera de Sanidad, actúa con alevosía y nocturnidad, ocultando todas las decisiones encaminadas a desmantelar los servicios que garantizan la calidad en la asistencia sanitaria que reciben los castellonenses.

 Hay que recordar que el Pleno de la Diputación de Castellón aprobó este 19 de abril una moción presentada por el Partido Popular a mantener los servicios del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) en Castellón y no trasladarlo a Valencia, como pretendía la Generalitat. Incluso el portavoz socialista, José Benlloch, tuvo la osadía de negar que la Conselleria de Sanidad no tenía esa intención, cuando había habido reuniones y habían informado a los trabajadores del Centro de Coordinación de Urgencias del traslado, aunque no a la sociedad castellone
nses, motivo por el cual enviaron una carta exigiendo la paralización de esta iniciativa de la consellera Montón por poner vidas en peligro. "Se ve que, como no le salió bien esa jugada, ha decidido atacar a Castellón a través de la eliminación del almacén de reservas de sangre, lo que puede ser incluso más peligroso para los castellonenses", ha asegurado Barrachina. 

Fuente: castellondiario.com

No hay comentarios :

Se ha producido un error en este gadget.