9.7.17

EL PSOE DE ALTURA LLEGA SIETE MESES TARDE CON LOS PRESUPUESTOS DEL 2017 Y SUSPENDE

Estos días parece que el PSOE de Altura ha vuelto a darse cuenta de que en las urnas no obtuvo mayoría absoluta y que el pueblo, que es soberano, decidió que tenía que tomar acuerdos para gobernar el pueblo, también decidió el pueblo que las mayorías absolutas eran pasado y la toma de decisiones importantes se tenían que hacer desde el consenso de al menos dos fuerzas políticas.

 Después de dos años desde que empezó esta andadura política en la que ostenta la alcaldía el PSOE y haber conseguido, malintencionadamente, gobernar sin Junta de Gobierno para evitar consensos y hacerlo todo lo posible por la vía decreto de alcaldía, algo que, a pesar de que lo contempla la ley nunca lo aprobamos desde Izquierda Unida pues siempre perseguíamos estar representados todos los grupos a la hora de tomar decisiones, hay una parte, la más importante en lo referente a aprobar acuerdos y tomar decisiones que no pueden evitar que sea aprobada por el Pleno, máximo órgano representativo en un ayuntamiento, y es ahí donde no terminan de entender, al menos sus voceros y sus cronistas, que o se toman acuerdos o no pueden prosperar sus unilaterales decisiones.

 En el anterior Pleno Ordinario se llevaron en el orden del día la aprobación de los presupuestos para el 2017, un poco extraño cuando según la ley, que se supone conoce el alcalde, en su artículo 169.2 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, dice lo siguiente: la aprobación definitiva del presupuesto general por el Pleno de la corporación habrá de realizarse antes del día 31 de diciembre del año anterior al del ejercicio en que deba aplicarse. Estamos en julio y se deberían de haber llevado al pleno antes de diciembre.

EUPV  /  Elena Cáceres  / concejal
 En el pleno de febrero Izquierda Unida de Altura sorprendida de que por medio de un decreto el alcalde hubiese prorrogado los presupuestos sin ni siquiera haberlos comentado, debatido, estudiado y deliberado, vimos claramente que no tenía la mas mínima intención de llegar a acuerdos y había elegido la postura de prorrogarlos sin más. Nuestro grupo en ese mismo Pleno del 2 de febrero y por medio de una moción le instamos a que cumpla sus obligaciones como alcalde y que negocie, trabaje y consensue los presupuesto para llevarlos al pleno, en ese pleno y tal como podríais comprobar en el acta, que como todas están colgadas en la web municipal, le decimos que: “el problema no es que no lo haya hecho en el plazo correspondiente, es decir, antes del 31 de diciembre del pasado año, para su aprobación. El problema es que, ni antes ni después de esa fecha, se ha reunido con los grupos para presentarles una propuesta de presupuesto y ni siquiera para exponer los motivos que le han llevado a tomar la decisión de la prórroga por medio de decreto de alcaldía del 16 de enero.” También le dijimos que: “presente un presupuesto, pero no que nos lo deje encima de la mesa un día y ya está, sino que cuente con la participación del resto de grupos, que debata con ellos sobre lo que pueda o no ser más conveniente para nuestro municipio, y cuando usted considere que cuente con un presupuesto adecuado, lo trae al pleno. Para entonces, al menos habrá cumplido con su responsabilidad.”

 Así pues de esa moción que presenta Izquierda Unida el 2 de febrero salieron los siguientes acuerdos:

1. Instar al Alcalde a que presente un presupuesto y convoque todo el procedimiento presupuestario y que cumpla con sus obligaciones como Alcalde del municipio.

2. Instar al Alcalde a reunirse las veces que sean necesarias con el resto de grupos para elaborar un presupuesto acorde a la situación del municipio.

 Con todo esto llegamos al último pleno que es cuando por fin, siete meses más tarde de cuando debería, el alcalde presenta los presupuestos para el 2017 en el que dentro del posible debate para su aprobación le explicamos al alcalde nuestra postura donde le decimos y le recordamos: “…que insistimos con lo de reunirse las veces que hiciera falta para debatir. Bien. Lejos de echarle horas, y de debatir también, sobre un tema que nos parece importante, usted se ha limitado a convocar, desde entonces, dos únicas comisiones informativas, en dichas comisiones, es cierto que se acordaron cosas que han llevado a las modificaciones pertinentes y que han quedado reflejadas en la documentación definitiva que se nos ha presentado, (por ejemplo el pago de la paga extra que se les debía a los trabajadores y que se sentían reacios a hacerlo), pero también es cierto que en la última comisión celebrada el día 4 de mayo para tratar los presupuestos le planteamos cuatro puntos a los que nuestro grupo iba a supeditar su voto favorable. Estos puntos no son nada descabellados, teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra nuestro municipio.

 Estos son los cuatro puntos que le ponemos encima de la mesa y que nunca tuvo la intención de negociar con Izquierda Unida:

 1. El primero de ellos era la eliminación de contratos externos, que son tres en total: el de asesoría jurídica, que supone un gasto de 25.000 € anuales, el de servicios técnicos económicos, que supone un gasto de 20.000€ anuales y el de servicios técnicos urbanísticos, que suponen un gasto de 20.000 € más. Estamos hablando de un gasto anual de aproximadamente 70.000€ anuales en unos servicios que podríamos tener cubiertos a través de los servicios que presta la Diputación, la FVMP, etc. Por eso le insisto en que no es nada descabellado.

 2. Nuestra segunda petición, que ya hicimos en los presupuestos de 2016, era una dotación económica para talleres de empleo, bolsas de empleo, escuelas taller, contratación de personas en riesgo de exclusión social, etc. En definitiva, una partida dedicada a empleo, que sigue siendo tan necesario en nuestro municipio. Hasta hoy, este ayuntamiento ha sido incapaz de generar empleo, y no debe ser una de sus prioridades cuando año tras año vemos cómo ni siquiera se presenta un proyecto para talleres de empleo. No hay talleres de empleo en Altura porque no presentamos proyectos. Le vuelvo a repetir que no haciendo “nada” es imposible conseguir “algo”. Tampoco creemos que esta idea sea muy descabellada.

 3. La tercera petición que le pusimos encima de la mesa era la remunicipalización del servicio de agua potable. Nos conformaríamos con empezar a estudiar este tema. Si echamos cuentas muy por encima, pongamos que Altura tiene unas 2500/2600 contadores y que pagan un mínimo de agua trimestral de alrededor de 30€ si contamos el mínimo. Hagan la multiplicación: 120€ al año por 2500 contadores da un total de 300.000€ anuales. Con esta cantidad de dinero se podría perfectamente absorber a los trabajadores que actualmente se encargan de este servicio y el beneficio obtenido del mismo sería íntegro para nuestro municipio. Estamos hablando de “ganar” desde el minuto uno, y sólo haciendo el cálculo con el mínimo. Por lo tanto, tampoco vemos descabellado empezar a estudiar este tema que en muchos pueblos ya es una realidad.

 4. Y, por último, y como ya venimos solicitando desde el comienzo de este mandato y avisando que siempre lo pediríamos, la realización de una auditoría.

Conseguir un diagnostico de la situación económico financiera, patrimonial y presupuestaria de los últimos años, hasta la toma de posesión de este mandato, junio 2015, verificar cuál ha sido la causa que nos ha llevado a tener esta situación de crisis por si se tuviesen que pedir responsabilidades.

- Elaboración posterior a los resultados, de un Plan de viabilidad para los próximos años.

- Contratar con entidades privadas en tanto en cuanto la Intervención municipal requiera, motivada por insuficiencia de medios personales o materiales, una asistencia vía contrato de servicios para desarrollarla, y siempre bajo su control y dirección.

Con todo esto, ni siquiera desde la alcaldía se mostró un atisbo para negociar con respecto a nuestros planteamientos, que no son sólo nuestros, son también los que se plantean muchos de los ciudadanos y ciudadanas de Altura.

Por este motivo, nuestro voto fue en contra.

Después de esta minuciosa explicación que cualquier lector puede contrastar con actas de pleno y todo tipo de información oficial, tenemos que dejar claro un pequeño detalle que ha hecho que la manera de actuar del equipo de gobierno del PSOE de Altura nos haya dejado perplejos. Ya sabemos que son capaces de muchas cosas pero de negociar con el Partido Popular de Altura dos días antes del pleno en una última y desesperada “oferta” para llegar a su abstención (que no prospero) y no tener ni la más mínima intención de hablar con Izquierda Unida, dice mucho de las maneras, el procedimiento y la forma de hacer política “progresista y transparente” de los que tenemos enfrente y se hacen llamar socialistas. Mientras, sus cronistas y voceros que sigan hablando de “pinzas”. Nosotros siempre tomaremos nuestras decisiones con las cartas boca arriba, es la manera que desde que entramos al ayuntamiento Izquierda Unida de Altura ha actuado y es con la que seguiremos actuando, se lo dijimos a nuestros votantes y hasta el final lo cumpliremos.

 Podremos oír en boca de algunos (los voceros) que somos unos irresponsables y les contestaremos que el equipo de gobierno podrá tener una actitud arrogante, alejada del consenso y participación, pero Izquierda Unida tiene unos valores y merecemos un poco de respeto institucional y no vamos a eludir esa responsabilidad para con la gente que nos ha votado.

Comunicación EUPV Altura

No hay comentarios :

Se ha producido un error en este gadget.